¿Dónde está el Vinalopó?

‘¿Dónde está el Vinalopó?’ es un proyecto a través del cual el Observatorio del Vinalopó pretende mostrar la cercanía del río a las gentes de las tres comarcas que atraviesa, así como la larga historia en común que les precede y une, con la idea de involucrar a la ciudanía en la recuperación ecológica de uno de los ecosistemas más severamente dañados y amenazados en la actualidad.

El programa incluye una decena de charlas-debate con personas expertas en agua potable, depuración del agua residual, agricultura y desertificación en el Vinalopó. Las conferencias han tenido lugar en Banyeres de Mariola, Beneixama, Biar, Villena, Sax, Elda, Petrer, Monóvar, Novelda, Aspe, Elx, Pusol (Elx), Santa Pola y Alicante entre septiembre y noviembre de 2017, y las tienen disponibles íntegras a continuación. También se han realizado excursiones in situ en el terreno, que también ha quedado documentadas, completando así, reunidas en esta página, un lienzo muy actual de la realidad del río Vinalopó en todos sus aspectos.

 

Introducción

Una de las afirmaciones más frecuentes entre las gentes de las comarcas del Vinalopó es que “Nunca lleva agua”. Y esto es lo peor que se puede decir de  un río. Culturalmente, la imagen que se muestra a la sociedad de los ríos es la  de azules caudales de agua circulando entre el esplendoroso verde de la vegetación de ribera. Resulta evidente que nuestro río no responde a esa  imagen tan arraigada y presente en los textos educativos de la infancia. La  cuestión fundamental sería cómo explicar a la sociedad que el Vinalopó es, ante todo, un río, pero, fundamentalmente, cómo poner de manifiesto su singularidad biológica y cultural para las comarcas que atraviesa, más allá de su exiguo e irregular caudal.

Por otro lado, poco queda de esos ciclos hidrológicos tan, frecuentemente,  representados, no sólo en los libros de texto, sino en numerosos artículos  científicos sobre ecosistemas fluviales. No es difícil abordar la cuestión de la  complejidad del ciclo hidrológico en el siglo XXI. Las ciudades, la agricultura  intensiva industrializada, la contaminación, el cambio climático han convertido  ese modelo hidrológico ideal en una compleja red de nuevos flujos de materia y  energía asociada a los ríos. El territorio que atraviesa el Vinalopó podría  definirse como un urboagroecosistema, es decir, un espacio dominado por la ciudad y la agricultura, en un gradiente que abarca desde los cascos históricos de sus poblaciones, pasando por el cinturón conurbado a su alrededor, hasta el  urbanismo difuso asociado a su paisaje agrario. Este nuevo ecosistema demanda grandes cantidades de agua potable, no sólo para un uso endosomático, sino uno exosomático asociado, propiamente, a la ciudad como entidad: riego de parques y jardines, piscinas, baldeo de calles, etc.

En este marco territorial tan complejo discurre el río Vinalopó ante la indolente mirada de sus poblaciones, que lo perciben más como una amenaza, a causa de los episodios de grandes avenidas y desbordamientos, que como un recurso. Sólo hay que consultar los planes urbanísticos, en que aparece reflejado bien como zona inundable o bajo la afección de dominio público hidráulico.

Objetivos

El Observatorio del Vinalopó pretende mostrar la cercanía del río a las gentes de las tres comarcas que atraviesa, así como la larga historia en común que les precede y une. En este sentido, abordaremos estas cuestiones no como servicios ecosistémicos del río a la población; más bien se trabajará el concepto de servicios socioecosistémicos, es decir, no sólo qué recursos nos proporciona, sino qué puede ofrecer la sociedad a uno de los ecosistemas más severamente dañados y amenazados en la actualidad, el río Vinalopó, para su recuperación ecológica.

En esta línea se persiguen los siguientes objetivos:

–  Sensibilizar a la población sobre la sobreexplotación, contaminación y degradación que padece la cuenca hidrológica del río Vinalopó y la responsabilidad directa de la ciudadanía en estos procesos.

– Explicar qué medidas podemos implementar cada cual para favorecer un uso responsable del recurso más escaso del planeta y, en particular, en la cuenca del Vinalopó: el agua potable.

– Destacar la responsabilidad directa de la ciudadanía con las dificultades que presenta la depuración de las aguas residuales y producción de biogás y el uso cotidiano de productos, difícilmente degradables, como es el caso de las toallitas higiénicas: el monstruo de las cloacas.

– Exponer la relación entre consumo de energía, agua y regadío: el desperdicio de alimentos y el consumo irresponsable de los recursos naturales.

-Destacar las consecuencias de los procesos de desertificación en la cuenca del río Vinalopó, la amenazada por este proceso a escala europea, dadas las singularidades del ombroclima semiárido. El Vinalopó como frontera con el desierto.

– Impulsar la valorización, recuperación y protección de la vegetación de ribera, los criptohumedales y las áreas inundables del Vinalopó, como sumideros de carbono, reguladores de las condiciones climáticas locales y hábitat prioritario para numerosas especies. Explicar la relación entre calidad paisajística y valor añadido para los productos de los valles del Vinalopó.

– Diseñar y dinamizar un plan de comunicación con las poblaciones de las comarcas.

Conferencias

Conferencia “Sistemas de regadío tradicionales en el Baix Vinalopó” (Escuela Museo de Pusol, Elche; 4/09/2017)

English version

Con un nutrido público, entre ellos estudiantes centroeuropeos, el técnico de Patrimonio de la Conselleria de Cultura y reconocido especialista en sistemas de riego, Luis Pablo Martínez, realizó una defensa cerrada del sistema de riego por inundación y la acequia tradicional.

En una exposición bilingüe inglés-castellano, Martínez destacó las numerosas virtudes del sistema tradicional de regadío: “Reproduciendo el ciclo natural del agua, el sistema de riego por acequia produce importantes beneficios ambientales, sociales y culturales. Su presencia crea humedales y entornos naturales con fauna y flora propia, aumentando la biodiversidad del entorno. De capital importancia también su contribución a la recarga de los acuíferos y al ciclo de la lluvia, pues está científicamente demostrado que el sistema de riego por inundación ayuda a que haya más precipitaciones. Además generan paisajes identitarios en nuestros pueblos y comarcas y sostienen una agricultura local y sostenible ecológicamente, con productos de kilómetro cero”.

 

Conferencia “Uso del agua en la vitivinicultura en las comarcas del Vinalopó” (Casa de la Cultura, Villena; 24/09/2017)

El director de la Sociedad de Agricultura Ecológica, Víctor Gonzálvez, fue el ponente de la segunda charla del ciclo “¿Dónde está el Vinalopó?”. Sus palabras versaron sobre el aprovechamiento del agua para la vitivinicultura en las comarcas del Vinalopó, un sector de gran tradición cultural que vive hoy bajo la amenaza acuciante de la escasez de agua, con unos acuíferos sobreexplotados y al límite. Desde las garantías que tienen los consumidores del origen ecológico del vino que se publicita como tal hasta un decálogo de recomendaciones para un uso sostenible del regadío, fueron muchos los temas que salieron a relucir en la charla y posterior debate. Si hubo uno, pero, que reunió un consenso general, ese fue sin duda la absoluta necesidad de controlar y planificar, con una regulación clara y que se haga cumplir, la explotación de los acuíferos.

“¿Quién controla esto? Es la misma pregunta que me hice yo hace unos años cuando vi en el Vinalopó, a su paso por Villena, aparecer de un día a otro una inmensa plantación de perales, como si estuviéramos en Lérida. El pozo comenzó a 60 metros y hoy llega a los 600 y por supuesto ni rastro de perales, porque no se puede competir aquí con el norte, claro. Así que, ¿quién controla esto? Absolutamente nadie, vivimos en una gestión oscura del agua”, ilustraba Gonzálvez sobre la cuestión.

 

Conferencia “La sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó” (Auditorio Municipal, Biar; 29/09/2017)

“Es el principal problema ambiental al que nos enfrentamos ahora mismo”, decía en su presentación, con gesto serio, la presidenta del Observatorio del Vinalopó, Ana Campos. Su presentado, el director técnico de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó-Alacantí y tercer ponente del ciclo de conferencias promovido por el colectivo, Vicente José Richart, asentía con firmeza al escucharla. “Llevamos más de una centuria de sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó, alcanzando cotas abusivas en los últimos decenios. Muchos pozos se han secado y en otros se está extrayendo a 500 y 600 metros de profundidad”, asevera Richart en su charla, “y seguimos cada año extrayendo más agua de los acuíferos de la que se recarga de forma natural”.

“¿Y qué pasaría si un día abrimos el grifo y no sale agua?”, desafiaba Richart, que también es profesor de la Universidad de Alicante y cuenta con una amplia experiencia en la materia. Había expectación en el auditorio de Biar, el pasado 29 de septiembre, por conocer el estado de nuestras reservas hídricas, y el ponente puso sobre la mesa cifras actuales y pasadas, además de una profunda reflexión sobre los trabajos a emprender en la siguiente planificación hidrológica. El espacio de debate, con varios regantes y ecologistas en la sala y que en el vídeo tienen íntegro, también dejó importantes apuntes sobre temas como el trasvase Júcar-Vinalopó o la necesidad de que los ríos, como tales, completen su ciclo y lleguen a la desembocadura.


Conferencia “La planificación hidrológica de la cuenca del Vinalopó” (Auditorio Municipal, Beneixama; 3/10/2017)

¿Por qué se ha actuado como se ha hecho en el cauce del Vinalopó? ¿Qué futuras acciones están contempladas y en qué pone se el acento desde su principal administración? Uno de los máximos responsables de la planificación hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Júcar-Vinalopó, Teodoro Estrela, ofreció el pasado 3 de octubre, en el Auditorio Municipal de Beneixama, respuesta a estas preguntas.

Promovida por la asociación ambiental Observatorio del Vinalopó, la conferencia confirmó el giro dado por la Confederación, ahora mucho más accesible y dispuesta a escuchar a una comunidad cada vez más amplia de ciudadanos preocupados por su río. Como objetivos, Estrela destacó que a corto plazo (2021) se confía en invertir la tendencia en los acuíferos de la cuenca – y se pase a realizar una extracción inferior a su recarga natural-, además de restaurarse el Pantano de Elche y mejorarse la red de saneamiento.

 

Conferencia “Los carrizales en ríos y suelos inundados: Depuración de agua y conservación de especies”

Los carrizales, como formaciones características de los suelos inundados y con grandes capacidades depuradoras, tienen una gran importancia ecológica en el río Vinalopó. Esa fue la tesis defendida por el investigador del CSIC y actual jefe de biodiversidad y conservación del Real Jardín Botánico de Madrid, Santos Cirujano, que ejerció de ponente en la quinta conferencia del ciclo “¿Dónde está el Vinalopó?”, celebrada en el Centro de Congresos de Elche el pasado 14 de octubre.

Erróneamente asociado en ocasiones por la población con suciedad y malos olores, los carrizales “son formaciones importantes no sólo para depurar las aguas, sino también para la conservación de especies, particularmente de aves”. Cirujano detalló todas las posibilidades del ecosistema de carrizos (en flotación, enraizadas, etc.) y cómo sacarles el mayor provecho, siempre destacando la necesidad de su correcta gestión y mantenimiento, “aspecto incomprensiblemente muchas veces olvidado. Se plantan los carrizales y después no se realiza un seguimiento “. Fueron muchos los aspectos y matices tratados tanto en la charla como en el amplio debate posterior –también íntegro en el vídeo-,con protagonismo también para otras especies vegetales características de las zonas húmedas, como el taray, tan presente en el Pantano de Elda.

 

Conferencia “La problemática de la depuración de aguas urbanas: El caso del Vinalopó” (Casa de la Cultura, Novelda; 30/10/2017)

En la sexta conferencia del ciclo ‘¿Dónde está el Vinalopó?’, la problemática de la depuración de las aguas urbanas fue el objeto de debate, un tópico de máximo interés si tenemos en cuenta el importante aporte de las plantas depuradoras al caudal del río. La autorizada voz del gerente de EPSAR GVA, Enrique Lapuente, explicó los diferentes tipos de tratamiento (biológico, ecológico y terciario) que se aplican en las 22 plantas depuradoras que operan en el curso del río y expuso los datos de su departamento, que arrojan unos niveles de vertido, en general y de media, dentro de los parámetros marcados por la autoridad de cuenca. “Pero tenemos que exigirnos más”, se autoimponía Lapuente, “porque hay muchas excepciones e incidencias, concretamente cada lluvia torrencial”. El ciclo climatológico y de precipitaciones de la comunidad periódicamente desborda la capacidad de las depuradoras, “que pasan de gestionar un caudal de cuatro litros por segundo, por ejemplo en el caso de una de las más grandes en Valencia, Pinedo, a más de cuatrocientos cuando hay un episodio de lluvias fuertes. Es imposible. En Barcelona, por ejemplo, para hacer frente a este problema invirtieron decididamente en la adquisición de tanques de tormenta hace unos años… Y además aquí, no olvidemos, tenemos otro problema muy preocupante, con sistemas unitarios que descargan en la misma tubería el agua de lluvia y las aguas residuales fétidas”.

Lapuente también desgranó otros datos, como los dos centenares de inspecciones realizadas a las depuradoras el año pasado, con un saldo de 42 empresas con incumplimientos, dos de ellas por problemas con metales pesados. La cifra está siendo muy similar en este año, y el gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (EPSAR) confesó en este punto sus limitaciones competenciales: “En ocasiones tengo que apretar los dientes. Notificamos a cada ayuntamiento correspondiente lo cerciorado en nuestras inspecciones, pero estos no siempre sancionan, o no con suficiente fuerza, a la empresa infractora”.

En el turno de debate, como siempre muy fructífero y con la atenta escucha de la diputada autonómica Cristina Rodríguez, se identificó precisamente esa cuestión como uno de los principales problemas en la gestión integral del río: “Es tal la multiplicación y atomización de organismos que no sabemos a quién dirigirnos”, como exponía elocuentemente la presidenta del Observatorio, Ana Campos. Y es que según qué aspecto se refiera del río, desde la financiación para nuevas infraestructuras hasta la planificación de la red de alcantarillado, por ejemplo, el marco competencial remite hasta a seis instancias administrativas distintas: al estado, a la Generalitat, al ayuntamiento, a la EPSAR, a la Confederación Hidrográfica y al propio usuario. Lapuente no dudó en darle la razón: “Yo tengo clara la necesidad de una mayor compactación de las competencias, y creo que ese es el siguiente reto”.

 

Conferencia “Río Vinalopó: calidad del agua, ribera y restauración” (Edificio Kursaal Fleta, Monóvar; 3/11/2017)

Ante el sorprendente déficit de estudios del río Vinalopó y su comarca, el joven biólogo Adrián Alberola, acogido y promovido por el Observatorio, ha centrado su proyecto de final de master en analizar la calidad del agua y la ribera. Los resultados de su reciente investigación, expuestos ante numeroso público el pasado 3 de noviembre en Monóvar, son muy inquietantes: el Vinalopó es uno de los ríos en peor estado de la cuenca, sino el peor; existen elementos y concentraciones que hacen que la calidad del agua no sea apta; el cementado, tan extendido a lo largo de su curso, parece ser una fuente de contaminación, e incluso la depuradora provoca que el río disminuya su calidad.

Siendo este el panorama, la conferencia adquirió notas más positivas en el último tramo, cuando Adrián expuso sus propuestas de restauración, que van desde un plan de monitoreo constante hasta un remodelado del terreno. El posterior debate amplió mucho más las actuaciones posibles y dibujó un horizonte donde un esfuerzo constante y coordinado puede revertir la situación del Vinalopó.


Conferencia “El Molino de Sax: historia y patrimonio. Pasado, presente y futuro” (Mayordomía de San Blas, Sax; 17/11/2017)

Edificio emblemático del patrimonio hidráulico característico del río Vinalopó, el Molino de Sax ha pasado a ser este mismo año de propiedad municipal. El pasado 17 de noviembre, precisamente, y dentro del ciclo de conferencias “¿Dónde está el Vinalopó?”, el cronista local e historiador Vicente Vázquez recorrió la historia del espacio, en pie desde mediados del siglo XIX, y el arqueólogo y jefe del servicio territorial de Cultura de la Generalitat, José Antonio López Mira, planteó lo que podría ser su futuro inmediato: un centro de visitantes.

“El potencial es muy grande”, subrayó López Mira, “y este año que viene es el momento de actuar, pues hemos de aprovechar un plan de inversiones de la Unión Europea para la recuperación de patrimonio que dudo que volvamos a ver”. Su propuesta fue muy bien recibida por todos los presentes, pero surgieron más posibilidades en el amplio debate que siguió a la presentación…

Conferencia “El agua que no se pierde, la eficiencia de los sistemas naturales” (Casa de Las Cerámicas, Petrer; 28/11/2017)

“Hemos de preservar el agua en sistemas naturales, los ecosistemas fluviales están desapareciendo y en este sentido, la sobreexplotación de acuíferos tan graves de estas comarcas lo han desconectado al Vinalopó de sus surgencias naturales”, expuso en su presentación la Presidenta del Observatorio del Vinalopó, Ana Campos. “El agua no se pierde, al contrario, los sistemas naturales de agua son extremadamente eficientes”.

Especialista a nivel internacional en anfibios, recuperador del pez del fartet, en peligro de extinción,el biólogo José Carlos Monzón tomó el relevo de Campos y explicó la experiencia vivida en Pinoso, donde se han recuperado humedales prácticamente perdidos. Un gran logro que demuestra que, cuando hay voluntad, el potencial del ser humano también es infinito…

Conferencia “Depuración y reutilización de agua en el sistema de explotación Vinalopó-Alacantí” (Teatro Wagner, Aspe; 1/12/2017)

Cerrando el ciclo de conferencias ‘¿Dónde está el Vinalopó?’, que ha promovido el debate y el conocimiento en torno al río en más de una decena de charlas en otras tantas poblaciones, el Teatro Wagner de Aspe acogió el pasado 1 de diciembre una última reflexión en torno a la depuración y la reutilización del agua en el sistema de explotación Vinalopó-Alacantí.

A cargo del catedrático Antonio Rico y del geógrafo e investigador Álvaro Morote, se defendió el uso de aguas depuradas como fuente alternativa y sostenible para atender demandas agrarias, urbanas y de ocio; liberando así los recursos de agua de mayor calidad para garantizar usos prioritarios, como el urbano-turístico. Entre otros temas, en el debate también se abordó el trasvase Júcar-Vinalopó, calificado como “gran fracaso” por los ponentes: “Se ha cometido una injusticia tremenda con esta tierra”, llegó a afirmar Rico.

Excursión “Descubre Alicante: El nacimiento del Río Vinalopó”

Es una de las joyas naturales de la provincia de Alicante, como muestran estas imágenes de una ruta por la cabecera del Río Vinalopó en Banyeres de Mariola, con visitas al Azud del Bruix, la Font de la Coveta, las antiguas fábricas y molinos… En pleno Parque Natural de la Sierra de Mariola, es un rincón de conocimiento imprescindible para cualquier amante del territorio, pues es la espectacular cuna del río autóctono más importante de la provincia de Alicante, con 81 kilómetros y 14 municipios de recorrido hasta encontrar el mar.

Un río que ha pasado unos años olvidado por administración y población, pero para el que la suerte está cambiando, con cada día más ciudadanos clamando por su defensa integral y la puesta en valor de todo su enorme patrimonio etnológico y cultural. Seguro que algo ha tenido que ver en este cambio de percepción la infatigable labor del Observatorio del Vinalopó que, por cierto, y junto a la concejalía de Medio Ambiente de Sax, organizó la jornada.

 

Excursión “Rambla y Mina de Pusa, afluente del Vinalopó”

Una de las mejores noticias de 2013 en Petrer (Alicante) fue el rebrote de agua de la Mina de Pusa tras una sequía de 25 años. Äsí, el manantial histórico de la población (la mina es de origen musulmán y ha dado servicio durante ocho siglos) reaparecía con un notable caudal que, rota la conducción poco después de su inicio, lleva vertiéndose a la rambla varios años, creándose un entorno ecológico único.

Recorremos pues en el vídeo esta crecida rambla -nutrida también de lluvias primaverales y afluente estacional del río Vinalopó, como otras ramblas alicantinas-, que será protagonista en unas semanas de una charla del ciclo ‘¿Dónde está el Vinalopó?’, organizado por el Observatorio.